Las mentiras interesadas sobre el coste político de los indultos de Sánchez.

Oigo, escucho y leo comentarios sobre el supuesto coste electoral que sufrirá el PSOE por el posible indulto de los políticos condenados en Cataluña y realmente tengo que pensar seriamente que vivo una realidad paralela y veo cosas que realmente no existen.

Porque prácticamente todos coinciden en estos análisis que a mí me parecen absolutamente disparatados por irreales. En primer término, porque, aunque parezca mentira, el PSOE no está involucrado en semejante disparate. Lo está el “Sanchismo”, que no es lo mismo, aunque se parezca, porque una gran parte del socialismo actual y casi el cien por cien del histórico, excepto los vividores falsarios abducidos por Pedro Sanchez (no hay más que ver las declaraciones de ministros y voceros o la interpretación de Ábalos sobre lo sucedido en Cataluña los días del golpe de Estado) no están de acuerdo con la decisión del presidente.

Y es muy posible que se demuestre el próximo fin de semana en la manifestación de Madrid y su lista de asistentes.

Por lo que, en contra de lo que circula por los foros de opinión, creo que lo que de verdad le ocasionaría un gran coste político, una catástrofe de hecho, sería no conseguirlo.

Así, según mi opinión, es falso, totalmente falso, el mensaje torticero del “gran riesgo político que corre nuestro presidente” sacrificándose en favor de no sé qué extrañas convivencias futuras y por acabar con “los rencores y las venganzas” que en el pasado inmediato perpetraba nuestra justicia contra los pobres e inocentes golpistas que solo querían “ejercer la democracia”.

Otra de las grandes mentiras orquestadas con diabólica pulcritud por nuestro buen amigo Iván Redondo y su factoría, con el gran telón de fondo que supone la carta de Junqueras, en la Sexta naturalmente, que parece acompañada por ese sonido de flautas que interpretan dulcemente el arranque de “la mañana” de Grieg

Porque la única verdad es que no conseguirlo le supondría perder el favor de los grupos que le apoyan en este momento a cambio de compensaciones insensatas y con ello su amada Moncloa y todo el poder que supone ser presidente de un país como España. Sin ninguna duda.

A no ser, opción “B”, que de fracasar esta maniobra y como mal menor Esquerra Republicana consienta en entrar en un gobierno “bi” o tripartito en Cataluña y con nuevas concesiones, cosa que nunca aceptarán ni las huestes de Puigdemont ni tampoco el PNV que se quedaría de alguna forma sin escalera y agarrado a la brocha porque perderían gran parte de su influencia política y sus posibilidades de exprimir todavía más al Estado Español.

Porque a estas alturas y después del daño que ha hecho a la nación y a la convivencia de los españoles, es absolutamente imposible que Sánchez pudiera formar un gobierno de coalición a nivel nacional, o con algún tipo de apoyo parlamentario, con ningún partido constitucionalista.

Así que desde el punto de vista político y en lo referente al interés desmesurado de mantenerse como presidente del gobierno, “indultos o muerte política”.

Y lo tiene francamente mal en primera o segunda instancia. Porque si decreta el indulto, que sería parcial por la oposición inicial del Consejo de Poder Judicial, lo que aceptarían de muy mala gana los indultados, y el hecho de tener en contra a toda la oposición parlamentaria, a un sector amplísimo de los socialistas españoles y a un alto porcentaje de la población española no nacionalista, supondrá demasiados “contra” para tan menguado grupo impulsor.

Y aun consiguiendo el indulto y una relativa paz inicial pactada con los interesados puede haber recursos con muchas probabilidades de que salgan a delante. En cuyo caso el enorme desprestigio del gobierno actual en particular y de la fiabilidad democrática de la Nación Española en general sería francamente motivo de análisis en las universidades del mundo, como lo fue la transición española.

Como también lo sería el comportamiento político-social del electorado español que está permitiendo semejantes desatinos desde hace demasiado tiempo.

Por lo que vuelvo a citar una frase que he mencionado en muchas ocasiones: “Locura es repetir lo mismo una y otra vez esperando resultados diferentes

Frase de autor desconocido, pero que es un fiel reflejo de nuestra España actual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s