Un ejemplo práctico de las cosas que nos están pasando y que provocan enfrentamientos innecesarios. El “hombre de la manta” de Bocairent

Hace unos días, el periodista José Luis Torró publicó en el ABC de Valencia un artículo en el que criticaba la política de igualdad del gobierno y muy especialmente de la parte “Podemos” que lo compone, utilizando una frase que ha levantado mucha polémica: “según Irene Montero, el conocido como “Monumento al Hombre de la manta’ de Bocairent representa en sí mismo un caso de discriminación hacia la mujer

No entro en valorar su opinión sobre el fondo del artículo, si bien coincido en parte de lo que dice, porque quiero centrarme en el hecho en sí. El texto del artículo y las reacciones que ha provocado

Es claro y notorio que el autor ha escrito un artículo-ficción sobre unos supuestos que, según su opinión, serían objeto de crítica del ala radical de los feministas. Y la evidencia de que es pura ficción se aclara en uno de los párrafos, cuando dice “No crea el lector (o lectora, no vayamos a liarla) que se trata de dos noticias en exceso fantasiosas. Lo son, en efecto, pero perfectamente podrían formar parte, y no desentonarían, en una antología del disparate protagonizado por autoridades que pretende aplicar leyes y normas que por absurdas, cuando no ridículas o estúpidas, acaban por ir contra los intereses de ciudadanos a instituciones. “

Artículo que ha levantado un montón de críticas, la mayoría de ellas mostrando su indignación por el párrafo que dice: “El Ayuntamiento de Bocairent ha recibido un requerimiento del Ministerio de Igualdad, presidido por Irene Montero, pareja del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en el que se le recuerda que en una notificación anterior se establecía un plazo, que finaliza la próxima semana, última de este año 2020, por el que debía informar de los planes que pensaba poner en marcha con el fin de “corregir” (ese es el verbo utilizado por el Ministerio) “la grave discriminación que supone la existencia a la entrada de la población del conocido como “Monumento al Hombre de la manta”, que representa en sí mismo un caso de discriminación hacia la mujer”, otros porque lo han considerado como una “noticia falsa”, sin más y el resto porque no están de acuerdo con la crítica a Irene Montero.

El primer grupo, por supuesto, lo han considerado una noticia real.

Y ha sucedido porque, como suele ocurrir en estos tiempos, hemos perdido el hábito de leer y preferimos escuchar lo que otros nos cuentan, sin molestarnos en comprobar la veracidad de lo divulgado. Algo así como aquel famoso chiste sobre los militares que empezaba diciendo “Mañana a las nueve habrá un eclipse de sol, fenómeno que no ocurre todos los días. Ordene que salga la tropa al patio en traje de faena para que puedan observar esta rareza natural, y yo estaré presente para explicarla. Si llueve, no podrá verse nada, así que ordenará usted que se lleven la tropa al gimnasio” y acababa, después de varias “transmisiones” en la escala de mando con una orden del sargento a la tropa que decía” Mañana a las nueve el eclipse del coronel en traje de faena por el sol tendrá lugar en el gimnasio; si llueve allí, cosa que no ocurre todos los días, la tropa formará en el patio”.

Y que la tropa interpretó libremente como “Mañana si llueve, el sol eclipsará al coronel en el gimnasio. Lástima que esto no ocurra todos los días.

Y es mucho más lamentable cuando hoy en día es tan fácil acudir a las fuentes y leer con nuestros propios ojos lo que alguien ha escrito sin aceptar interpretaciones de nadie.

Me figuro que nuestro hombre de la manta observará lo ocurrido desde lo alto de su pedestal y pensará, como Asterix de los romanos, que “los mortales estamos locos”. Y luego apretará un poco más el codo en su costado para ceñir mejor la manta a su cuerpo y que le proteja un poco más del frio. Porque frio, lo que se dice frio, sí que estará pasando.

O quizás sea, esta sí, una noticia falsa.

Si alguno está interesado en leer el artículo, lo encontrará en esta dirección IP:

José Luis Torró: La ministra de Igualdad y el «Hombre de la manta» (abc.es)