La “Grezzi-ciudad”

Hace dos día venía caminando por la Avenida del Oeste hacía San Agustín, y me he sentido profundamente afectado al ver en que se ha convertido lo que antes era una calle emblemática en el primer gran intento histórico de modernizar la ciudad, ahora convertida en una auténtica ratonera de coches, autobuses, y también de viandantes, por mor de las nefastas iniciativas de un napolitano que nunca soñó en tener el poder de destrozar una ciudad, que no es la suya, actuando como brazo armado de un alcalde indolente y consentidor, con el que tiene en común la pasión por las bicicletas.

Y todo ello porque hace unos años tuvimos la suerte de que recalara en Valencia mi muy querido Sr. Grezzi que, por lo que dice, vino por amor a una valenciana conocida en Bolonia, y poco después se integró en el grupo Verds Esquerra Ecologista.
No le conozco más bagaje político que haber perseguido hasta el ensañamiento a nuestra recordada Rita Barberá, a la que intentaba reventar mítines y a la que acosaba en su domicilio particular, el de la alcaldesa de Valencia, organizando grupos que él mismo encabezaba.

Puede que tenga alguno más que no puedo descubrir porque han desaparecido sus biografías “no oficiales”, o porque nunca lo ha tenido. Tengo dudas pero lo más probable es que el susodicho señor haya roto aguas políticas en esta querida Valencia que ha sobrevivido, mal que bien, desde que una legión romana recibiera la propiedad de estas tierras hasta nuestros días.

Y fue él mismo, nuestro valiente superhéroe, el que promocionó su imagen de terror de la derecha luciendo una camiseta verde, verde de buen ecologista, en la que aparecía montado en una bicicleta fustigando con un látigo a nuestra alcaldesa, que huía despavorida de su castigo. Gran imagen para un futuro político de talla. Pero otros y otras tenemos de perfiles parecidos, que se han vestido de “super-no-se-qué” o han presumido de hacer pis en mitad de la calle, y que en estos momentos nos honran dirigiendo las políticas municipales de otras grandes ciudades de España.
Es la nueva generación de padres y madres de la patria, los que han venido a sacarnos de nuestros apuros económicos, políticos y sociales.

Nuestro buen Grezzi no tenía experiencia en urbanismo ni, que yo sepa, en gestión pública, pero esa fama de valiente batallador contra personas que no se pueden defender, dicho sea de paso, le había creado un “nombre” y llamado la atención de otros más poderosos, como nuestro Alcalde, Sr. Ribó, que le reclamó para su equipo, y puso a su disposición nada menos que la movilidad de la ciudad de Valencia.
No puedo entender las razones que tuvo nuestro muy dinámico alcalde, pero, dado su trasnochado romanticismo político de conmemoraciones republicanas y cabalgatas de “magas”, necesitaba gente como él, sin ataduras ni compromisos, capaces de emprender las acciones más disparatadas sin pensar en las consecuencias.

Y así empezó todo. El Sr Grezzi se dedicó a poner bolardos en lugares inadecuados, que se vio obligado a retirar por seguridad pública, a estrechar las calzadas, aumentar el ancho de las aceras, y trazar a toda prisa carriles bici por toda la ciudad, porque tenía que ecologizarnos con hechos consumados.

Vaya por delante que todos alabamos que se fomente el uso de la bicicleta en Valencia, ¡cómo no!, al modo de las ciudades de los Países Bajos que pone como ejemplo, obviando el pequeño detalle de que estas ciudades han tardado ¡cuarenta años! en conseguir lo que el pretende en dos. Sin planificación, sin educación ciudadana, sin coordinar acciones paralelas para evitar colapsos y conflictos. ¡Qué más da!

Y este genio de la movilidad, enemistado con una buena parte de las asociaciones de vecinos y otras entidades ciudadanas a las que trata con absoluto desprecio, que ha tenido y tiene conflictos con la concejal de seguridad, con el de urbanismo, que ha tenido que pararle los pies cuando nuestro muy querido prócer se ha ofrecido para organizar ¡el urbanismo de la Marina! y con cualquiera que no piense como él o, que utilice el cerebro para tomar decisiones en lugar de jugar al “yo hago lo que me da la gana”.

¿Uds. han visto el caos de la calle Colón? Porque una calle con atascos y sonidos de claxon no es una calle elegante. Antes también tenía problemas, pero ni mucho menos era lo de ahora.

¿Cuándo va a regular el uso de los patines eléctricos, que ni quieren los ciclistas en su carril bici, ni queremos los peatones por nuestras aceras?, ¿Ud. sabe que en Valencia viven personas mayores, muchas personas mayores, que no pueden ir en bicicleta y que tienen dificultades para caminar? Supongo que no porque de saberlo habría solucionado sus problemas de movilidad en lugar de acrecentarlos. Por ejemplo: este grupo de población, si viven en el Barrio del Carmen y tienen que desplazase en un transporte público, o tienen que ir hasta el rio, o tienen que ir a la Plaza de la Reina donde ¡pretende suprimir las paradas de autobús si la remodelan!

Supongo que en el éxtasis de sus ideas no ha tenido tiempo en estudiar como han solucionado estos problemas ciudades europeas con una orografía similar a Valencia, como Viena, por ejemplo, donde conviven en perfecta armonía peatones, coches de caballos, coches a motor, bicicletas, gente con patines, tranvías, autobuses urbanos, y microbuses para dar servicio al casco antiguo. ¿Por qué no hacen más hincapié en la ampliación de las líneas de tranvías, solución ecológica, económica y muy asequible para personas de todas las edades?

No. Todos en bicicleta, y el que no pueda utilizarla y tenga dificultades para caminar que se quede en casa, porque tampoco pude pedir a sus hijos que la trasladen en coche por la ciudad. ¡Viva la modernidad! ¿La modernidad? ¡El disparate!
Nunca he aconsejado que se vote a tal o cual partido porque respeto todas las ideas y solo denuncio los dichos y los hechos de los políticos en ejercicio. Y tampoco serviría de nada porque el Compromís municipal se ha revestido de un “buenismo” populista muy bien trabajado y, a lo que parece, no tiene rivales de peso ni el en el PP ni el PSOE, por lo que, salvo gran metedura de pata de aquí a las próximas elecciones, volverán a ganar la ciudad.

Pero, por favor, Sr. Ribó o quién sea nuestro próximo alcalde, asigne la concejalía de movilidad a una persona capaz de escuchar a la ciudadanía y de trabajar codo a codo con la de urbanismo, y líbrenos de locos iluminados como el muy disparatado Sr. Grezzi, al que respeto en lo personal, incluso tenemos amigos comunes, pero al que considero una amenaza en sus funciones públicas.

Servidor público endiosado, capaz de decir a una asociación de vecinos que le planteó algunas quejas que “lo que querían era que volviera Franco”, antes de levantarse y abandonar la reunión en claro desprecio a los allí presentes que, a diferencia de él mismo, eran la auténtica ciudadanía. A la que tenía que escuchar, atender, entender y ayudar. Única justificación del puesto que ocupa en nuestro Ayuntamiento.

Y, una vez liberado, el Sr. Grezzi podrá seguir disfrutando de nuestra muy querida Valencia, que ha sobrevivido a toda clase de males y calamidades y que sobrevivirá al Sr. Grezzi, o volver a su ciudad de Nápoles, muy querida para mí porque la conozco y consiguió enamorarme, donde en este momento, domingo 23 de septiembre de 2018, a las doce de mediodía, tienen una temperatura de 27 grados, con el cielo “mayormente soleado”.

Cualquiera de las dos soluciones me valen, porque en las dos ciudades caben personajes de todo tipo y color, y se acepta que “cada u és cada un”, como decimos aquí, o mejor aún que “Ca u es ca un”, que diría un clásico.

Y entonces, si nos encontramos por la calle siendo Ud. mortal como yo, libre de cargos públicos, podremos tomar unas cervezas y comentar con una sonrisa sus locuras y mis locuras. Que también las tengo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s