Las noticias de Espazuela o quizás de Venespaña.

Días pasados conocimos la noticia, trascendental por supuesto, de que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias habían firmado lo que serían los Presupuestos Generales del Estado Español. E inmediatamente, Pablo Echenique, en su papel de “Pepito Grillo” de Podemos, se apresuró a anunciar que este texto no se variaría ni una coma por aportaciones de otros partidos.

“Habló Blas, punto redondo”, dicho sea con retintín. Porque si el presupuesto necesita los votos de los independentistas catalanes, de Bildu, y ¡hay de mí!, del PNV siempre dispuesto a lo que sea con tal de que le llenen el cazo, ¿hay alguien se crea que ninguno de estos grandes y nobles partidos van a votar el presupuesto sin que las den algo “de lo suyo”?

Pero Echenique, hombre de gran capacidad intelectual por otra parte, y lo digo sin ninguna reserva, tiene una especie de bipolaridad evidente que le permite ser licenciado “cum laude” en Ciencias Físicas y miembro del CSIC, (no se si todavía ocupa el puesto), y decir perogrulladas como afirmar la inalterabilidad del pacto.

Alteración que ya se ha producido porque nuestro presidente, en una de sus múltiples rectificaciones y viendo la que se le venía encima, ha anunciado que los autónomos pagarán sus impuestos en función de sus ingresos. Elemental.

Pero mi gran sorpresa es el papel que está desempeñando nuestro gran referente de la izquierda aparente (¿es Iglesias de izquierdas? ¿Es Sánchez realmente de izquierdas?), Pablo Iglesias, que siendo como ya es el gran capo de la televisión pública, (Podemos ya tiene mayoría en el consejo de administración de TVE, de la que es administradora única la muy liberal e independiente “purgadora” oficial Rosa María Mateo), como portavoz “no desautorizado” del gobierno de la nación.
Y en este papel, tiene concertada una entrevista con Junqueras en la cárcel de Lledoners.

¿Y que le va a decir el gran lider de la izquierda a uno de los grandes líderes del independentismo? No lo puedo saber, pero me figuro, y no andaré demasiado desencaminado, que el argumento fundamental para pedirle el “sí” a los presupuestos será “apoya a Sánchez, porque con cualquier otro os irá peor”. Quizás le insinúe instrucciones a la fiscalía sobre no sé qué, quizás indultos una vez condenados, ¡que se yo!

Y cuando dice “cualquier otro” no solo se referirá al PP y a Ciudadanos, porque supongo que en este paquete incluirá a cualquier otro candidato del PSOE reconocible.

Porque el presidente Sánchez, con su actitud y sus concesiones a todos los periféricos de la democracia española, no creo que represente al PSOE español, aunque en este momento lo lidere y sobre el que ostenta la mayor autoridad. Lo suyo parece ser, como siempre ha sido, un proyecto personal ejecutado con mucho trabajo, hay que reconocérselo, con mucho atrevimiento, y con mucho orgullo personal.

Y el PSOE de toda la vida, el que es sin duda mayoritario en opinión, permanece callado porque no le viene mal disponer del BOE, y porque, de momento, tienen mucho que ganar y poco que perder. Si las cosas vienen mal dadas siempre podrán decir “eso era cosa de Sánchez”.

Pero los acontecimientos se precipitan y alguien tendría que hacer algo. Por ejemplo la presidenta andaluza, Susana Díaz, a la que las ocurrencias del gobierno le pueden hacer más daño en la campaña electoral que todos los ERE de Andalucía juntos, tan arropados y amortiguados por los miles de beneficiados en sueldos y garantías de futuro.

¿Y por qué el título de este comentario? Porque, visto con perspectiva, estas cosas no pueden estar pasando en España.

No es posible que el líder de un partido cuyo objetivo es debilitar España pidiendo comprensión para un grupo de asesinos como ETA, y apoyando a cualquier grupo independentista de la nación, actúe como representante “de facto” del presidente del gobierno y negocie con un político encarcelado por delitos de alta traición y con la intención evidente y confesa de romper España. Es algo tan absurdo como ilógico.

Porque Podemos quiere romper a la brava, porque no puede hacerlo legalmente, con el orden constitucional y con la forma de estado que considera “ilegítima” por no votada. Que sí, Sr. Iglesias, que sí. Le repito que la monarquía fue votada y aprobada por el pueblo español en el referéndum sobre la constitución, en la que se incluía la forma de sucesión, Por lo que la legitimidad del Rey Felipe VI es absoluta e incuestionable, aunque no coincida con lo que a Ud. le gustaría que fuera.

Nuestro presidente, que está en permanente campaña electoral con sus niñas, sus colegios y con sus viajes al extranjero para hacerse una imagen, es el que debería estar liderando las negociaciones con los partidos que lo soportan, muy buenas compañías por cierto, en lugar de dejar la iniciativa al Sr. Iglesias en la creencia de que si algo sale mal siempre podrá decir que actuaba por su cuenta y riesgo y salir de rositas de lo que pueda ocurrir.

El riesgo, Sr. Sánchez, es que si sale bien, será el Sr. Iglesias el que aparezca como el gran negociador, lo que no sería bueno para Ud. ni del agrado del que todavía es su partido: el PSOE. Porque, no lo olvide, Podemos es su verdadero adversario político. El que le disputa el liderazgo de la izquierda y al que está “dando cancha” con gran riesgo político para su partido. Jugando con fuego.

Y por todo esto no se si estoy en España o en un país de ficción que podría llamarse Espazuela o Venespaña. En una especie de videojuego de la política que se terminará cuando alguien se canse, corte la luz, y les devuelva a la realidad. Porque todo esto, Sres. Sánchez e Iglesias, no tiene ni la más mínima posibilidad de acabar bien.

Pero mientras lo descubren y aterrizan en el mundo real, en el de las leyes, en el que viven muchos millones de personas que tienen problemas y quieren paz, trabajo, y seguridad para sus familias en lugar de castillos en el aire, ¡hay que ver la guerra que están dando!

Sin cuestionar ni por un momento la legitimidad de nuestro presidente ni su potestad de tomar decisiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s